ⓘ Nicolas-Joseph Cugnot fue un inventor francés a quien el gobierno francés atribuye la invención del primer vehículo autopropulsado o automóvil. ​ Cugnot recibió ..

                                     

ⓘ Nicolas-Joseph Cugnot

Nicolas-Joseph Cugnot fue un inventor francés a quien el gobierno francés atribuye la invención del primer vehículo autopropulsado o automóvil. ​

Cugnot recibió instrucción como ingeniero militar. Realizó pruebas de modelos de vehículos impulsados por motores de vapor para el Ejército Francés, pensados para arrastrar cañones pesados, tarea que empezó en 1765.

Cugnot parece haber sido el primero en transformar el movimiento adelante-atrás de un pistón a vapor en movimiento rotativo. En 1769 consiguió que funcionase una versión de su Fardier à vapeur" Coche de vapor”. Al año siguiente construyó una versión mejorada. Se dijo que su vehículo era capaz de arrastrar 4 toneladas y rodar a velocidades de hasta 4 km/h. El vehículo, muy pesado, tenía dos ruedas traseras y una delantera, que soportaban la caldera de vapor y se dirigía mediante un timón.

En 1771 su vehículo chocó contra una pared de ladrillo, en lo que sería el primer accidente automovilístico de la historia. El accidente, junto con los problemas financieros, pusieron fin a los experimentos del ejército francés con vehículos mecánicos, pero en 1772, el rey Luis XV le concedió una pensión de 600 francos al año por su innovadora obra.

Con el estallido de la Revolución francesa en 1789, se le retiró la pensión a Cugnot y el inventor se exilió a Bruselas, donde vivió en la pobreza. Poco antes de su muerte fue invitado a volver a Francia por Napoleón Bonaparte. Cugnot volvió a París, donde falleció la edad de 79 años.

La máquina de Nicolas-Joseph Cugnot de 1770 se conserva en el Conservatoire National des Arts et Métiers de París.